888 cuestiones sobre la LOMLOE  y sus implicaciones

PRÓLOGO - DIÁLOGO

 

Porque el autor de las Historias era un individuo de curiosidad incansable, un aventurero, un perseguidor de lo asombroso, un nómada, uno de los primeros escritores capaces de pensar a escala planetaria, casi diría que un adelantado de la globalización. Hablo, claro, de Heródoto.
 
Irene Vallejo, El infinito en un junco.

 

Emma.   Hola Paco, ¿cómo estás?
 
Paco.     Hola Emma. Cansado porque acabo de pasar un mes de mucho trabajo para terminar la undécima edición del libro gordo. Preocupado porque sé que ahora tengo/tenemos que preparar el libro de cuestiones sobre la LOMLOE, la LOE-LOMLOE, la LODE-LOMLOE y los textos legales que ya han comenzado a salir publicados en el BOE tras la LOMLOE. Y sobre todo, sobre todo, estoy muy contento de que nos enfrentemos a este nuevo trabajo como un equipo: pensar que somos dos, y que la persona que me va a acompañar a la hora de construir los cuestionarios eres tú, me produce una gran tranquilidad y una agradable felicidad. Y tú, ¿cómo estás?
 
Emma.   En realidad podría decir que me encuentro bastante parecido a como me cuentas tú. Estas últimas semanas el trabajo en ALCE ha sido cuantioso e intenso. Pero lo voy llevando bien, contenta, al igual que tú, que siempre pones alegría a esto del trabajo. Y la guinda del pastel y el extra de alegría, para mí, lo pone este libro. Es genial trabajar codo a codo contigo, construyendo cuestionarios y, sobre todo, escribiendo este prólogo.
             
¿Por dónde quieres que empecemos? ¿Por la estructura del libro? ¿Por la cita que encabeza este prólogo?
 
Paco.     Comencemos por Heródoto y los libros. Irene Vallejo nos ha regalado un trabajo que reivindica los libros y la oralidad, las figuras legendarias como Alejandro y Heródoto. Creo que los que construimos libros, aunque sean humildes crónicas de cuestionarios para conseguir pasar un examen, les debemos, a esta línea de autores y defensores de la cultura que encuentra un eslabón precioso en Irene Vallejo, nuestra gratitud. Además nos habla de curiosidad, aventura, asombro, nómada..., las palabras que van a definir nuestra vida en el exterior.
 
Emma.   Me hace sentir viva y emocionada pertenecer, en alguna medida, a esa línea de defensores del libro. ¿Hablamos ahora de la estructura?
 
Paco.     Prefiero que hablemos de la estructura a dos voces y, aunque hemos trabajado ambos en los cuatro capítulos, si te parece bien explico yo los capítulos 2 y 4 y tú nos cuentas los capítulos 1 y 3. En cualquier caso me gustaría detenerme antes en las motivaciones. Me hablas de las tuyas y te cuento las mías.
 
Emma.   De acuerdo. Como te decía, ha sido y es genial trabajar en equipo. Me alegra pensar que este trabajo que hemos compartido va a ayudar a muchos compañeros y compañeras a preparar su examen. Pero sin duda, la parte que más estoy disfrutando, es la escritura del prólogo.
 
              Para mí tiene algo de especial, una pizca de emotividad, probablemente, escribir estar parte. Me pongo a pensar en ellos, en tus prólogos, y mi mente se retrotrae a 2016, a la primera vez que tuve uno de tus libros en mis manos. Aquello, para una neófita (o virgen, como dirías tú) en esto del exterior, tal y como yo lo era entonces, era “artillería pesada”: el libro gordo, libros de cuestiones y uno de supuestos. No voy a hablar aquí de cómo conseguí mi plaza en el exterior -los compañeros que hayan leído el libro de 16 relatos ya lo saben- y, en cualquier caso, no es relevante para llegar a donde realmente quiero llegar.
             
               Lo que sí es importante es lo que significaron tus prólogos durante mis años de estudio. Al primer libro gordo le sucedió un segundo, a los libros de cuestiones, más libros de cuestiones y lo mismo pasó con los libros de supuestos. En todos había algo, un denominador común, una parte que humanizaba las páginas llenas de lenguaje legal y de preguntas con respuestas múltiples: los prólogos. Para mí, han sido siempre el balón de oxígeno cuando, en mitad de épocas de enorme esfuerzo mental, sufría (si me permites el símil) mal de altura. Tanto tus prólogos como los pequeños relatos que acompañaban los supuestos de los compañeros y compañeras eran la lectura amable, cercana y alentadora con la que cogía fuerzas para seguir. Me maravillaba leer como otras personas habían pasado por procesos parecidos al mío y estaban ahí, compartiendo su supuesto, contando su historia. Me ilusionaba con la idea de pensar que quizá, algún día, yo podría estar ahí, en esos libros, compartiendo también mi supuesto. A día de hoy me permito maravillarme con el hecho haber llegado aquí, e infinitamente más todavía con el hecho de compartir el proyecto de un nuevo libro junto a ti.
             
Y dime, Paco, para ti, ¿qué significa este nuevo libro?
 
Paco.     Me gusta hablar de las “obligaciones morales” que van más allá de las “obligaciones legales”. Desde que comencé con la aventura de acompañar a las personas que buscan una plaza de docente o de asesor en el exterior, hace ya bastantes años, siempre he procurado que mis cursos, mis publicaciones, mis emails, mis intervenciones en los foros en los que me han invitado, se convirtiesen en herramientas útiles para guiar y no perder a los y las compañeros/as. Por ello siempre he buscado la actualización de los materiales. Está claro que este libro tiene que sustituir al de las 600 cuestiones sobre la LOE-LOMCE y sus desarrollos. Además, desde que hablamos de construir el libro a medias, la idea de trabajar contigo ha sido un acicate estupendo.
 
Emma.   Voy a presentar la estructura del capítulo 1, referido a la nueva Ley de Educación, la LOMLOE, donde podemos encontrar 2 cuestionarios. El primero de ellos corresponde al preámbulo de la LOMLOE y consta de 70 cuestiones. El segundo cuestionario presenta 25 cuestiones sobre las disposiciones propias de la LOMLOE. En total tenemos 95 cuestiones.
 
Paco.     Pues yo voy a presentar la estructura del capítulo 2. El capítulo trata de las cuestiones de la LOE-LOMLOE y está dividido en 10 cuestionarios que corresponden a los 9 Títulos de la LOE-LOMLOE y a las 94 Disposiciones Adicionales. El primer cuestionario presenta 70 cuestiones sobre el Título Preliminar. El segundo presenta 150 cuestiones sobre el Título I, Las Enseñanzas y su Ordenación. El tercero  versa sobre la Equidad en la Educación, Título II de la ley, y tiene 75 cuestiones. El cuarto consta de 45 cuestiones que están sacadas del Título III. Profesorado. El quinto, con 60 cuestiones, trata de los Centro docentes (Título IV). El sexto, de la Participación, autonomía y gobierno de los centros (Título V), en donde podrás encontrar 75 cuestiones. El séptimo, con 25 cuestiones, pone en cuestionarios los temas del Título VI, la Evaluación del sistema educativo. El octavo, Título VII, Inspección del sistema educativo, tiene 20 cuestiones. El noveno, Título VIII y último, Recursos económicos, tiene 5 cuestiones. Y el décimo, Disposiciones Adicionales, cuenta con 125 cuestiones. En total este primer capítulo cuenta con 650 cuestiones que nos facilitan enormemente la preparación para el examen de la LOE-LOMLOE.
 
Emma.   El capítulo tres está dedicado a la LODE-LOMLOE, y en este capítulo encontraremos lo siguiente: el primer cuestionario, dedicado al Título Preliminar, con un total de 25 cuestiones. Un segundo cuestionario, que recoge el Título I, De los Centros Docentes, con 18 cuestiones. El tercer cuestionario, para el Título II, Participación en la Planificación general de la Enseñanza, tiene 15 cuestiones. El siguiente cuestionario cuenta con 50 cuestiones sobre el Título IV, De los Centros Concertados. Por último, encontraremos un pequeño cuestionario de 5 preguntas sobre las Disposiciones Adicionales de la LODE-LOMLOE. Un total de 113 cuestiones para ayudarnos con el estudio de este texto legal que, aunque está parcialmente derogado, es importantísimo dentro de nuestra materia de estudio.

¿Quieres seguir con el capítulo 4?
 
Paco.     El capítulo 4, cuestiones sobre la Orden PCM/2/2021, de 11 de enero, por la que se determinan las características, el diseño y el contenido de la evaluación de Bachillerato para el acceso a la Universidad, y las fechas máximas de realización y de resolución de los procedimientos de revisión de las calificaciones obtenidas, en el curso 2020-2021, no iba a aparecer en nuestro libro en la primera planificación del mismo ya que pertenece a lo que vengo llamando “textos legales con una caducidad anunciada”. En el libro anterior aparece una Orden que se llama igual pero para el curso 2017-2018. Sin embargo nos pareció interesante contar con el primer texto legal de la era LOMLOE. Y descubrir en él los cambios que se van produciendo. Consta de 30 cuestiones.
 
Emma.   Presentada la estructura de nuestro libro, creo que se acerca el momento de despedirnos y de empezar a cerrar esta parte del libro. Permíteme que lo haga yo primero, y que empiece dándote las gracias, Paco, por contar conmigo para este proyecto. Ha sido una experiencia estupenda y una alegría inmensa.
 
                A todos vosotros y vosotras, a los que tenéis este libro en la mano dispuestos a hacer de él un arma de estudio, una herramienta que os lleve a donde queréis estar, os deseo éxito. Y recordad que, cuando las fuerzas decaen, el cansancio aprieta y la incertidumbre nos desanima, hay un relato, en este prólogo y en todos los demás, en las historias de otros compañeros, para recuperar el empuje, la energía y la esperanza. Esto fue algo que aprendí de las muchas charlas con Paco: el relato es lo más importante, siempre. Aunque pueda reducirse a algo tan sencillo y, sin embargo, tan lleno de significado como el mío: hace cuatro años abría estos libros cargada de ilusión, y hoy escribo estas líneas desde el salón de mi casa de Dublín.
 
              Paco, antes de despedirnos del todo me gustaría que terminásemos esta conversación hablando de las fotografías de la portada y la contraportada. ¿Nos cuentas que significan?
             
Paco.     No me atrevería a hablar de los que “significa” una obra de arte. Creo que no me lo perdonaría el artista y no me lo perdonaría yo mismo. Sí que quiero hablar de lo que evoca en mí y lo que me gustaría que evocase en los compañeros y compañeras que van a acercarse al libro.
 
Emma.   De acuerdo, háblanos de la portada. ¿A qué mundos nos lleva?
 
Paco.      Lo nítido y lo borroso. Lo claro y lo oscuro. Lo definido y lo probable. Lo controlable y lo desdibujado. Cual ánfora entrevista en el fondo del mar, olvidada. Así es nuestro acercamiento a la prueba del examen, a esta primera parte del cuestionario. Vemos los textos legales como algo nítido, claro, definido, controlable. Sin embargo, las cuestiones emborronan nuestra mente, oscurecen nuestro entendimiento, convierten en probabilidad nuestra respuesta, desdibujan nuestra seguridad. Las hojas que ocupan el primer plano de la foto nos hablan de un mundo conciso y sólido que nos permite soñar. Cada hoja es un recuerdo y cada recuerdo un relato. En segundo plano las hojas nos ofrecen una lección de humildad porque nuestros ojos no son capaces de distinguirlas ni nuestra mente sabe con seguridad qué se esconde entre las manchas. El cuestionario nos recuerda los textos legales y nos cuenta el relato de nuestro denodado, esforzado, atribulado estudio. Tras las preguntas, en un segundo plano, aparecen las dudas y las incertidumbres.
 
               Una hoja roja. Es distinta. Atrae nuestra atención de inmediato. En el examen aparecerá la pregunta que nos llame y nos diga ¡adelante! Entre la maraña de cuestiones, una será el detonante que nos saque del asombro y la niebla. La pregunta roja, diversa, diferente, familiar y amable, nos regala de nuevo la seguridad y nos impulsa a contestar, arriesgarnos, confiar en nosotras/os mismas/os. Está en el primer plano y sus perfiles y su color muestran la fuerza de lo real. No es un invento ni un sueño aunque nos permita soñar e inventar. Está ahí.
 
              La mirada se posa rápida en las letras y en las hojas. Busca la clave que asegure nuestra respuesta. ¿Una cifra? ¿una palabra? ¿un giro sintáctico? ¿una negación? ... ¿un color? La mirada sobrevuela la imagen yendo del fondo al primer plano y vuelta, de la pregunta a las cuatro respuestas y vuelta. Hasta que dice, ¡te atrapé!
 
Emma.   ¿Y la contraportada?
 
Paco.      Soñar mirando el infinito. Pero, ¿dónde está la persona que sueña? Está en un examen aunque no la veas. Silencio. Estaba en las butacas de playa. Después salió a pasear. Más tarde volvió a casa a estudiar. Ahora está en el examen. Silencio.
 
               El mar es como un mantra. Y el desierto, los bosques, los ríos. El estímulo se repite monótonamente: las olas, las dunas, los árboles, el agua que corre. Como un mantra. O un rosario. Ora pro nobis. Ora pro nobis. So ham. So ham. Los cuestionarios también son un mantra. Nos levantaremos cada día y nuestra mente repite: A. Me voy a duchar; B. Comienzo preparando el desayuno; C. Primero llamo a mi madre; D. Me pongo a estudiar. Elijo la ¿? La vida se convierte en un paseo por el estudio de los textos legales y la mente se ejercita en descomponer la realidad en A, B, C y D.
 
              Las butacas vacías nos llevan al vaciamiento de nuestra mente. Cuando estudio los textos legales necesito tranquilidad para calmar al mono que salta en nuestra cabeza. Silencio. El estudio se convierte en un chapuzón, una inmersión en el agua. Nuestra mente se impregna de las sutilezas del texto para responder casi automáticamente a los cuestionarios. Para ello necesitamos ocupar una butaca vacía. Y trabajar en equipo, en grupo.
 
              Entre las butacas y el mar, un grupo familiar. Entre nuestro estudio y el examen, nuestro grupo familiar. Silencio. Mamá estudia. Papá estudia. Está soñando en nuestro futuro juntos en otro país, en otro lugar. La familia oye las olas y construye un futuro. El mantra es compartido y el silencio interior también. Trabajamos juntos en el texto y el contexto. La familia. La familia.


 

 

888 cuestiones sobre la LOMLOE  y sus implicaciones
PRÓLOGO
ÍNDICE
CONTRAPORTADA
   
Cómo adquirirlo

Librería CABALLERO
Teléfono (también whatssap):
968 662 996
Email: clientes@libreriacaballero.es

Calle Zurbarán, s/n
30170 MULA (Murcia)