PRÓLOGO  a modo de entrevista

Segundo encuentro del autor con la lectora que ya una vez le hizo una entrevista y ahora vuelve a entrevistarlo.

Lectora: Buenos días. Nos volvemos a encontrar. Me gustaría preguntarle muchas cosas sobre este nuevo libro.

Autor: Buenos días. Recuerda que quedamos en tutearnos en la anterior entrevista. Creo que así será más fácil y más fluido nuestro encuentro.
 
Lectora: De acuerdo. Me cuesta llamarle, perdón, llamarte, de tú, pero voy a intentarlo. Me gustaría saber qué te ha hecho volver a escribir cuestionarios cuando dijiste, en el prólogo del libro anterior, que los cuestionarios de la LOE-LOMCE y sus desarrollos deberían ser un buen ejercicio para cada uno de los compañeros que está preparándose para conseguir su plaza de docente o de asesor en el exterior.
 
Autor: Te voy a dar dos razones. La primera parece clara: los compañeros que han podido preparar sus propios cuestionarios llevan un buen camino recorrido. Otros no han podido hacerlo. Pensé que en ambos casos, la posibilidad de tener un libro que les sirva de contraste con su trabajo si ya lo han hecho, o les anime a hacerlo si aún no lo han hecho,  sería una gran ayuda. Y, aunque ha sido un trabajo largo y en muchos momentos aburrido por lo repetitivo del tema, estoy seguro de que habrá merecido la pena si se convierte en una herramienta útil.
 
Lectora: Me parece una razón práctica y generosa. ¿Y la otra? Me has dicho que tienes dos razones.
 
Autor: La segunda es muy personal. He escrito el libro porque quería verte.
 
Lectora: ¡No me lo puedo creer! Ya estamos jugando al juego de la seducción. ¿Por qué no me cuentas de verdad cuál ha sido la segunda razón de escribir el libro?
 
Autor: Quería verte y contarte un par de relatos que son un homenaje a mi hermana. Pero no adelantemos acontecimientos. Vamos a hablar del libro y cuando lleguemos a la dedicatoria y a la contraportada ya te lo explico.
 
Lectora: De acuerdo. Vamos a hablar del libro. Cuéntame cómo lo has estructurado.
 
Autor: Tiene tres partes. La primera es, como no podía ser de otra manera, un barrido de la LOE-LOMCE, más exactamente de sus 157 artículos en 355 cuestiones.
 
Lectora: Espera un momento, ¿cómo es posible que de 157 artículos hayas podido construir más del doble de cuestiones?
 
Autor: Muy sencillo.  Muchos artículos están desarrollados en varios puntos. De cada punto he podido formular una pregunta. En cualquier caso quiero aclararte que no he querido hacer cuestiones sobre las disposiciones por no eternizarme en el trabajo, pero considero que estaría muy bien estudiarlas un rato y practicar con algunas de ellas la formulación de cuestiones.
 
Lectora: ¿Cómo has estructurado las 355 cuestiones? No habrás hecho un cuestionario de 355, ¿verdad?
 
Autor: No, por supuesto que no. He aprovechado los Títulos en que está dividida la ley. Como la Ley contempla hasta el Título VIII vamos a encontrar, en esta primera parte, 9 capítulos.
 
Lectora: Te has equivocado. Querrás decir 8 capítulos.
 
Autor: No, no me he equivocado. El primer capítulo es el Título Preliminar y consta de 50 cuestiones. El segundo capítulo es el Título I que se llama “Las Enseñanzas y su Ordenación” y consta de 100 cuestiones. Es el más largo porque es el que más artículos tiene.
 
Lectora: ¡Qué bárbaro! ¡100 cuestiones!
 
Autor: Sí. En las ediciones anteriores a la décima del libro “gordo”, Cómo conseguir plaza de docente en el exterior, me saltaba, en las fichas que presentaba sobre la LOE-LOMCE, los artículos que van del 45 al 70, que son los que tratan de las Enseñanzas artísticas, Enseñanzas de idiomas, Enseñanzas deportivas y Educación de personas adultas. Pero en el cuestionario de 2017 cayó una pregunta de Educación de personas adultas, lo que me hizo darme cuenta de que no debía saltarme nada. Por ello, en la décima edición, aparecen, aunque sólo sea esquemáticamente, todos estos artículos. Y por ello igualmente, este cuestionario es tan largo.
 
Lectora: Sigue contándome la estructura de esta primera parte, por favor.
 
Autor: Sí, por supuesto. Después del Título I, encontramos el cuestionario 3, el del Título II. Tiene 50 cuestiones. Los demás Títulos, hasta llegar al quinto, son más cortos. El III tiene 30 cuestiones. El IV tiene 30 cuestiones. El V tiene 60 cuestiones. El VI tiene 15 cuestiones. El VII también tiene 15 cuestiones y por último, el Título VIII tiene tan sólo 5 cuestiones. Es realmente corto en su articulado. En total presento 355 cuestiones.
 
Lectora: Y, ¿si haces bien esas 355 cuestiones quiere decir que te sabes bien la LOE-LOMCE y vas a poder aprobar el examen?
 
Autor: Me temo que no. Si haces bien esas 355 cuestiones sí que quiere decir que te sabes bien la LOE-LOMCE. Pero en el cuestionario que saldrá en el examen sólo unas cuantas preguntas serán de la LOE-LOMCE y no estarán formuladas como las presento yo. He formulado las cuestiones para ayudar a repasar, memorizar y practicar con los textos legales. En el examen las preguntas pueden estar formuladas de otra manera. Y sobre todo, sobre todo, pueden estar tomadas no de la LOE-LOMCE sino de sus desarrollos.
 
Lectora: Y por eso presentas dos partes más en este libro, ¿verdad?
 
Autor: La segunda parte consta de 200 cuestiones divididas en 6 cuestionarios de 6 textos legales que han aparecido nuevos en la décima edición del libro gordo. Los resumo en las Fichas 42, 43, 44, 45, 46 y 47.
 
Lectora: ¿Cómo es que no estaban en la novena edición?
 
Autor: Por una razón muy sencilla, porque la novena edición se publicó en 2015 y los 6 textos legales de los que hablamos aparecieron publicados en el BOE posteriormente.
 
Lectora: Cuéntame de qué textos legales estamos hablando.
 
Autor: El primero es el Real Decreto-ley 5/2016, de 9 de diciembre, de medidas urgentes para la ampliación del calendario de implantación de la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa. He preparado un cuestionario de 20 preguntas. El segundo es la Orden ECD 1941/2016, de 22 de diciembre, con un cuestionario de 30 preguntas. El tercero es la Orden ECD/711/2015, de 15 de abril, con un cuestionario de 35 preguntas. El cuarto, el Real Decreto 1058/2015, de 20 de noviembre, con 20 preguntas. El quinto, la Orden ECD/594/2016, de 25 de abril, con 30 preguntas. Y el sexto y último, el Real Decreto 310/2016, de 29 de julio, con 65 preguntas. Un total, repito, de 200 preguntas.
 
Lectora: Llevamos hasta el momento 555 cuestiones, 355 de la LOE-LOMCE y 200 de sus desarrollos. ¿Dónde están las 45 cuestiones que faltan?
 
Autor: Son de los textos legales recién aparecidos. Los de la última hora. Los que nos enseñan humildad. Los de anteayer. Los que nos obligan a consultar a menudo la página web de nuestro sindicato o directamente el BOE.
 
Lectora: Anteayer, humildad, consultar… Creo que me he perdido algo.
 
Autor: Uno puede acercarse al mundo de la AEEE (acción educativa española en el exterior) con dos actitudes extremas y una larga panoplia de actitudes intermedias. Los sabihondos, que creen que conocen todo y manejan la jerga legal. Y los humildes, que saben que no conocen nada más que lo que trabajan e investigan y que su conocimiento cambia y su investigación tiene que ser continua. Los sabihondos suelen suspender los exámenes y los humildes suelen conseguir sus plazas en el exterior.
 
Lectora: Eres incorregible, en cuanto que te pregunto algo que no se ciñe a la estructura del libro te pones a filosofar.
 
Autor: Es verdad, perdona. Volvamos a los textos legales de esta tercera parte. Son dos y han aparecido hace muy poco. El primero es la Orden ECD/42/2018, de 25 de enero por la que se determinan las características, el diseño y el contenido de la evaluación de Bachillerato para el acceso a la Universidad, las fechas máximas de realización y de resolución de los procedimientos de revisión de las calificaciones obtenidas, para el curso 2017/2018 (BOE de 26 de enero). He preparado 25 cuestiones sobre dicha Orden. El segundo es la Orden ECD/65/2018, de 29 de enero, por la que se regulan las pruebas de la evaluación final de Educación Secundaria Obligatoria, para el curso 2017/2018 (BOE de 30 de enero). He preparado 20 cuestiones. En total, 45 cuestiones.
 
Lectora: Y con estas 45 cuestiones más las 200 de la segunda parte, ya sí que se conocen todos los desarrollos legales de la LOE-LOMCE, ¿verdad?
 
Autor: Pues tengo que volver a decirte que lo siento pero no es así. Si miramos el Índice de Fichas sobre la Legislación Básica del Sistema Educativo Español que aparece en la décima edición, nos encontramos con 47 fichas. De la 1 a la 33 tenemos cuestionarios en la primera parte. De la 42 a la 47 tenemos cuestionarios en la segunda parte. Y tenemos dos cuestionarios más de dos textos legales que no están en el libro gordo porque acaban de aparecer. Pero no tenemos cuestionarios de las fichas que van de la 34 a la 41 ambas inclusive. Y te prometo que no me quedan ni ganas ni fuerzas para prepararlos yo. La verdad es que he terminado exhausto con este libro.
 
Lectora: En la entrevista anterior me contaste que era muy fácil hacer cuestionarios y que bastaba con tener paciencia, ¿qué ha pasado para terminar tan cansado con este libro?
 
Autor: Tres cosas, dos interesantes y una divertida. Las interesantes son 1) la continua repetición de los textos legales según vamos descendiendo en su jerarquía (lo que dice la Ley se repite en los Reales decretos y se vuelve a repetir en las Órdenes ministeriales) y 2) la sensación de transitoriedad de los textos, su planteamiento cambiante casi día a día (en realidad, año a año).
 
Lectora: ¿Te parecen interesantes estas dos cosas? Pues a mí me parecen un rollo.
 
Autor: También un poco a mí. El trabajo ha sido monótono y aburrido en numerosas ocasiones.
 
Lectora: ¿Y cuál es la cosa divertida?
 
Autor: Mi vuelta a impartir cursos de AEEE. Durante la escritura de este libro he tenido que preparar ponencias para cursos de AEEE en Madrid y en el CEP de Las Palmas de Gran Canaria. Y para mí, como para casi todos los docentes, el preparar las ponencias es algo muy serio que me lleva muchas horas. Entre los cursos y la atención a los emails de los compañeros que me llegan todos los días, se me ha ido demorando la confección de este libro. Al final ya estaba deseando publicarlo y pasar a otra cosa.
 
Lectora: De nuevo la portada es obra de tu hijo. ¿Qué significa la foto en esta ocasión?
 
Autor: Balcones en un edificio de Niza. El autor ha querido hacerle un guiño al libro y ha titulado la fotografía “600 balcones”. El valor estético de la obra está, como no podía ser de otra manera, en la mirada del fotógrafo. Situándose justo bajo los balcones, el resultado nos ofrece una composición geométrica que une una arquitectura volátil y funcional a la belleza de la geometría formal. No soy un especialista en fotografía ni en arte, pero a mí personalmente me sugiere una fuerte influencia de la escuela de la Bauhaus. Arquitectura, diseño, arte, líneas que se entrecruzan, el azul del cielo, la funcionalidad hecha belleza a través de la geometría…
 
Lectora: ¿Sabes una cosa? Lo que más me gusta de nuestras entrevistas son tus “delirios” irrazonables cuando me cuentas las fotos de tu hijo.
 
Autor: ¿Sabes tú otra? Lo que más me gusta de mis prólogos es cuando hablo de las portadas y las contraportadas. También cuando hago las dedicatorias.
 
Lectora: Háblame de la dedicatoria y de la contraportada. ¿No querías contarme algunos relatos de tu hermana?
 
Autor: No, aún no. Aún no hemos terminado con la fotografía de la portada. Recuerda que cuando estamos frente a la imagen podemos denotarla (edificio en Niza), connotarla (influencia de la Bauhaus) y leerla simbólicamente. ¿Qué simbolizan 600 balcones en un libro de 600 cuestiones sobre la LOE-LOMCE y sus desarrollos? Cada balcón/cuestión es una mirada hacia fuera, una brisa de mar, un viento tempestuoso, un vértigo frente al vacío, un sueño al atardecer, un vuelo de pájaro que nos lleva con él hacia nuestra plaza de docente o de asesor en el exterior. Por eso las fotos de mi hijo Paco son tan potentes, no solo en los aspectos formales y estéticos sino en su simbología, porque en una mirada nos conectan con nuestros sueños y nos proyectan habiéndolos logrado. Esa es la belleza interna de la obra de arte, su metalenguaje, su capacidad para emocionarnos.
 
Lectora: ¡Uau! Siempre me sorprendes con tus palabras y me cuesta seguirte.
 
Autor: Ya te dije en la anterior entrevista que necesitas dejar volar tu imaginación y abandonar los relatos racionales para asomarte a la irracionalidad de la emoción que nos produce la obra de arte.
 
Lectora: Háblanos ahora, por favor, de la dedicatoria y de la contraportada.
 
Autor: Te decía, al principio de la entrevista, que había escrito este libro por dos razones. La primera era más funcional, por cerrar el ciclo de los libros de ejercicios. La segunda era por verte, para poderte contar un par de relatos que son un homenaje a mi hermana Ana, en el recuerdo, siempre.
 
Lectora: Me tienes intrigada. Cuéntame.
 
Autor: Yo he sido maestro durante 35 años gracias a mi hermana. Estudié psicología en la Universidad Complutense y, después de trabajar dos años como psicólogo en la Universidad Popular de San Sebastián de los Reyes, comencé a trabajar como psicólogo para el Ministerio de Educación y Ciencia en un programa que se llamaba Educación Compensatoria. En mis proyectos de futuro no entraba hacer la oposición para convertirme en maestro.
 
Lectora: Pero, si no has estudiado Magisterio no puedes hacer la oposición.
 
Autor: Ahora no, pero en 1983 los licenciados en cualquier especialidad podíamos opositar para maestros. Mi hermana sí que era maestra de Sociales. En aquella época, el primer examen era muy general y en él aparecían preguntas de matemáticas y física y química entre otras. Ana pensó que, puesto que nuestro apellido es el mismo, nos sentarían en la misma bancada para pasar el primer examen y podría ayudarla ya que yo había estudiado, antes de Psicología, un año de Químicas en la universidad de Murcia.  Así que, sin contar conmigo puesto que ambos sabíamos que podíamos contar con el otro para todo, me pagó los derechos del examen y me matriculó en la oposición. Sin embargo no me matriculó para la especialidad de Sociales que era la suya. Pensó que el primer examen era común y que sólo en el segundo, en el de la especialidad, nos separarían. Decidió matricularme en la especialidad de francés, con la idea de que… ¡si por casualidad aprobase…! Y aprobé.
 
Lectora: ¡Qué sorpresa te llevarías!
 
Autor: Pues sí. Te puedes imaginar. Me encontré de repente convertido en maestro y sin saber qué hacer con mi vida. En muchos cursos cuento, porque es verdad, que lo primero que hice fue ir a la Dirección General del MEC en Murcia (antes de las autonomías y las Consejerías de Educación) para preguntar cómo podía pedir plaza de docente en el exterior. Me contestaron que tendría que esperar unos años para solicitarla. Mi primera gran deuda con mi hermana a nivel profesional fue aquella decisión suya de matricularme para la oposición de magisterio.
 
Lectora: ¿Y el segundo relato? ¿Qué tiene que ver tu hermana con la educación española en el exterior?
 
Autor: La décima edición del libro gordo fue el homenaje debido a mi padre. Trencé dicho homenaje con el tema de la AEEE a través de tres características de su personalidad que resuenan en las líneas del libro y de mi trabajo: ternura, seducción y cólera. Este libro es el homenaje debido a mi hermana. Los hilos que tejen dicho homenaje son dos: gracias a mi hermana me convertí en maestro y también fue ella, su ausencia, la que me llevó por primera vez al exterior.
 
Lectora: ¿Era inspectora de educación?
 
Autor: No. Fuimos a una fiesta. A la vuelta tuvimos un accidente terrible. Chocamos de frente contra otro coche. Yo iba dormido en el asiento de atrás. Mi hermana iba en el asiento vecino al del conductor. Ella no despertó. A mí se me partieron el frontal, el malar, el metacarpo y el alma. Durante meses no terminé de despertar. Unos compañeros prepararon el supuesto práctico, que en aquella época se llamaba proyecto educativo y se tenía que preparar en casa y defender en una entrevista frente al tribunal, y me llevaron a Madrid. Al final me fui despertando en Tetuán (Marruecos). La ausencia de mi hermana fue la que me llevó por primera vez al exterior.
 
Lectora: No sé qué decirte. Sólo me vienen a la cabeza las fórmulas de costumbre. Lo siento.
 
Autor: No te preocupes. Historias similares al relato de mi hermana te las podrían contar tantas y tantas personas que han perdido sus seres queridos que no vendría a cuento en un libro sobre la AEEE si no fuera porque las quiebras emocionales son uno de los tres principales motivos por los que pedimos las plazas de docentes y de asesores en el exterior.
 
Lectora: ¿Cuáles son los otros dos?
 
Autor: La aventura y el dinero. Y ahora, si no tienes nada más que preguntarme, creo que debemos despedirnos.
 
Lectora: Sí, muchas gracias por tu trabajo y por compartir tus experiencias.
 
Autor:  Y yo termino como en la entrevista anterior, dándote las gracias por tus preguntas y recordando a los lectores que pueden escribirme a pacoaustralia@hotmail.com si necesitan compañía en este viaje.

Francisco Palazón Romero
En Limésey, a 12 de febrero de 2018 y nevando

600 cuestiones sobre la LOE-LOMCE y sus desarrollos
PRÓLOGO
ÍNDICE
NOTA DENUNCIA
   
 
 
Cómo adquirirlo

DIEGO MARIN S.L. ,librero editor
www.diegomarin.com
E-mail:
gp@diegomarin.com
pedidosdm@diegomarin.com
Teléfonos:
968242829
968201443
968237578
Fax : 968239615